Salón_de_arte_y_tecnología

Voltaje

 

27 y 28 de octubre del 2018

Centro Creativo Textura

Carrera 54 # 5C – 33

Boletas en la taquilla

Octubre 29 del 2018

Foro académico Voltaje

Universidad de los Andes

Entrada libre

 

<We_can_help/>

What are you looking for?

>Colectivo Reset
biografía_y_obra

Sobre el artista

Colectivo Reset

Conformado en el 2014 por un grupo de profesionales interesados en la producción de artefactos sonoro- interactivos y plataformas electrónicas para espacios sonoros abiertos al diálogo con el público. El Colectivo RESET actualmente trabaja por propiciar encuentros y conversaciones en torno a la experiencia sensible, la interactividad y las performancias sonoras. Sus reflexiones giran alrededor de la relación arte-interactividad y la experiencia como detonante de la formación de sujetos. Dichas búsquedas han llevado al colectivo a participar en la V bienal internacional de performace realizado en el centro cultural HISCA a principios del año 2016 y en la Fundación Gilberto Alzate con el desarrollo de la primera fase del laboratorio Play, Dilute and Play a finales del 2016. Gracias a las exploraciones y la muestra propiciadas por este proceso en el 2017 a participar en la curaduría QUANTA en la que a través de un diálogo interdisciplinar con el físico Santiago Vargas de cual emerge la instalación interactiva Quantum Sphere.

Variaciones sobre Quantum Sphere

Variaciones sobre quantum Sphere consta de un ambiente sonoro interactivo en el que se ponen en juego las relaciones sensibles que creamos con el espacio. dicho espacio es construido a partir del aislamiento de la luz y el sonido externo cotidiano. Dentro de la instalación se desenvuelven una amalgama de sonidos propiciados por la interacción del público con dos piezas inspiradas en algunos fenómenos  propios de la física cuántica.

 

La primera pieza es Quantum Sphere creada en el marco de la curaduría Quanta en equipo con el astrofísico Santiago Vargas en un proceso de diálogo interdisciplinar que conjugó preguntas en torno al sonido, la física y nuestra relación cotidiana con la luz del sol, de manera que, como resultado se propuso una instalación interactiva que se vale del fenómeno foto-eléctrico para crear un espacio donde el público genera variaciones en un ambiente sonoro, esta interacción se caracteriza también por imponer unos ciclos temporales en los que el público deberá estar atento para poder dialogar con la pieza.

 

Si Quantum Sphere es una experiencia colectiva de diálogo con la máquina, La segunda pieza,Tempo inaudito, compuesta de dos partes ubicadas en los dos extremos opuestos de la sala y construida cada una a través de dos botellas de cristal, acero y sensores electrónicos y campanas; es una experiencia de diálogo entre humanos y máquinas que  genera a través de sus propios tiempos y lógicas de interacción, el entrelazamiento de las acciones de las personas que están frente a cada una de los sensores, conectando expresiones individuales a través de un lenguaje ejecutado por las campanas de cada una de las partes.