Salón_de_arte_y_tecnología

Voltaje

 

27 y 28 de octubre del 2018

Centro Creativo Textura

Carrera 54 # 5C – 33

Boletas en la taquilla

Octubre 29 del 2018

Foro académico Voltaje

Universidad de los Andes

Entrada libre

 

<We_can_help/>

What are you looking for?

>Sonia Rojas
biografía_y_obra

Sobre el artista

Sonia Rojas

Sonia Rojas es Maestra en Arte de la Universidad de los Andes. A lo largo de su trayectoria como artista se ha centrado en reflexionar sobre el tiempo y la percepción de este, el aburrimiento, la memoria y lo efímero. Sus proyectos abordan la creación de instalaciones y video instalaciones que funcionan como realidades paralelas donde el espectador se ve inmerso.   Su trabajo ha sido expuesto en El Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá, donde fue premiado por su excelencia. Ha estado en Voltaje, El salón Universitario de Fotografía, LA galería y recientemente fue seleccionada para participar en una residencia artística en Annecy bajo el marco del año Colombia-Francia. Allí, tuvo la oportunidad de exponer en l’Arteppes espacio de arte contemporáneo y tener su primera exposición individual en la Galería Marc Limousin.

2018

Devenir

Instalación compuesta por tres piezas que permite al espectador contemplar la transformación a través del tiempo de tres materias, la tierra, la madera y el agua. Cada pieza permanece en constante cambio mientras pasa el tiempo convirtiendo al espectador en un testigo silencioso de este proceso, sin poder hacer nada para
detenerlo. Finalmente, cuando la materia se transforma completamente las piezas se convierten en una suerte de ruina que evoca la belleza efímera de la materia y su proceso de transformación a través del tiempo.

2016

Obra en proceso

Proyecto que se presenta al espectador en formato instalación, el estudio de las dinámicas diarias que siguen los obreros habitantes de un mundo paralelo al nuestro. Este funciona bajo ciertas condiciones diferentes a las que nosotros experimentamos a diario. Una piedra suspendida y cinco videos de paisajes, exponen el imaginario y la sensación que sentiría cualquiera de nosotros si por alguna razón llegara a ser parte de este mundo en miniatura.

Cuando la sensación del tiempo se distorsiona y comienza a concebirse como algo denso, pesado e infinito, la configuración mental de los individuos que viven bajo este estado, poco a poco comienza a mutar. La relativa inmensidad física de estos lugares de escala reducida envuelve a sus habitantes en una soledad abrumadora y hace de su presencia algo casi insignificante. Finalmente, los obreros que se convierten en metáforas del trabajo del artista, desarrollan un gusto particular por los procesos sin finalidad donde pueden derrochar, en actividades de construcción, todo el tiempo que su mundo les permite.